Archivos de la categoría: cultura

El Impresionismo en femenino

Mujeres impresionistas

Mujeres artistas del Impresionismo

Durante el próximo mes de octubre, el Denver Art Museum de Colorado acogerá una exposición dedicada a las artistas impresionistas.

No es muy conocida la trayectoria de las mujeres artistas que destacaron en diversas manifestaciones artísticas desde 1850 hasta 1900 en la ciudad de París. Fue una época marcada por grandes cambios sociales, culturales y artísticos destacando artistas como Berthe Morisot, Ana Ancher o Mary Cassatt.

A pesar de los desafíos sociales, las mujeres abrazaron sus aspiraciones artísticas y ayudaron a crear un sistema alternativo que incluía asistir a academias privadas, exponer de forma independiente y formar sus propias organizaciones, como la influyente Unión de Mujeres Pintoras y Escultoras.

Emilia Sánchez Molina

Talleres de verano 2016

talleres verano 2016

Talleres de verano y aprendizaje científico

Despegamos este verano y lo hacemos a bordo de la nave del aprendizaje científico y experimental. Laboratorios, proyectos y creación de inventos para desarrollar el pensamiento crítico, el trabajo en equipo y las inteligencias múltiples.

Hemos confeccionado una serie de talleres, experimentos y actividades para este verano con las que pretendemos desarrollar las inteligencias múltiples y el aprendizaje basado en la Cultura Científica
.

En los talleres de verano que desarrollaremos (echa un vistazo a nuestra web) se empleará una metodología activa, creativa y científica y un modelo de aprendizaje basado en proyectos y experimentos. Es decir, pondremos en práctica los conocimientos técnicos y científicos siendo los propios estudiantes quienes crean el conocimiento en equipo siendo ellos mismos quienes, paulatinamente, vayan ganando autonomía a lo largo de cada taller, hasta que la figura del monitor se convierte en la de un acompañante. Deciden sus objetivos, diseñan el modo de lograrlos y manipulan los instrumentos. Quizás un cohete no vuele tan alto si lo diseñan los niños sin un manual de instrucciones, pero la creatividad y la confianza en sí mismos llegarán mucho más lejos.

Las actividades las estructuramos dentro del método científico: observamos, nos hacemos preguntas, imaginamos las respuestas elaborando hipótesis y tratamos de verificarlas con experimentos. Todo de una forma progresiva para que esta forma de abordar los problemas resulte natural. A lo largo de cada uno de los talleres, aprendemos qué características debe reunir un experimento para ser fiable. Y lo aprendemos como lo aprendemos todo: comprobándolo.

Así, aprendiendo a hacer más rigurosos nuestros datos, adquirimos una visión crítica de la información que nos llega y somos más capaces de distinguir engaños, sesgos y argumentaciones equivocadas.
Para adquirir una visión cercana de la ciencia, usamos siempre que es posible, materiales reciclados o de uso cotidiano que los niños pueden encontrar en casa para reproducir sus experimentos.

¿Y si nos equivocamos?
¡Enhorabuena!
Porque el error es un maestro y el fracaso no existe cuando se trata de explorar lo desconocido.

culturarte gestión

El origen del vino

Art Ceramica V Eutimides Preparacion vino Vulci M Gregoriano Vaticano 480 a 470 B (1)

“Al pan, pan y al vino, vino” se dice en castellano. La historia del vino comenzó cuando aquel impenitente de Zeus, padre de todos los dioses, se encaprichó de Semele, la joven y graciosa hija de Cadmo y Armonía. Inmediatamente fue la reacción de Era, mujer traicionada, que decidió pasar a la acción y convencer a la joven que estaba siendo engañada por su amante y que su verdadero amante no era Zeus, sino un mortal que se hacía pasar por la divinidad aprovechándose de su ingenuidad. Ante esto,  Era indujo a la joven a tomar la decisión de que, si quería estar segura y saber si realmente se trataba de Zeus, debería pedir a su amado que se mostrase en todo su esplendor y  majestuosidad con el que solía mostrarse con su propia mujer. Semele no dudó en implorar a Zeus que mostrase todo su poder y este le prometió que le daría todo cuanto ella deseara.

Fue tal la emoción que embargó a la joven al ver a su amado entre fuego y rayos que la pobre joven dio a luz, prematuramente, un niño.  Sin embargo, los rayos y el fuego que este desprendía acabaron por incinerar a Semele. Zeus consiguió salvar al niño y lo cosió a su muslo para que terminara su proceso de gestación. Unos meses después, nació Dionisio, dios de las fuerzas productivas de la tierra, del goce, del vino, inspirador de la locura y el éxtasis, de la embriaguez divina y el amor más encendido,ssArt Ceramica V Eutimides Preparacion vino Vulci M Gregoriano Vaticano 480 a 470 B (1) en el monte Pramnos de la isla Icaria, a donde Zeus fue para liberarlo, ya crecido, de su muslo.

Parece ser que fue Dionisio quien sembró de vid todo el Mediterráneo y, para proteger y conservar aquel tierno y delicado fruto durante toda su larga travesía por el Mediterráneo, lo introdujo, primero, en el interior del hueso de un pájaro. Sin embargo, aquello crecía, por lo que lo depositó en el interior de un hueso de león pero germinaba cada vez más hasta formar racimos con frutos por lo que decidió usar una osamenta más espaciosa donde cupieran los racimos que, sin fin, crecían. Escogió los huesos de un asno.

Clara es la metáfora: un vaso de vino, ligero como las alas de un pájaro, despierta los sentidos., dos vasos, tranquiliza la exigencia de la razón haciéndote fuerte como un león  pero tres vasos de vino, cede a los deseos del corazón haciéndote débil  como un asno.

 

 

Apuntes sobre turismo sostenible y desarrollo económico local

Apuntes sobre turismo sostenible y desarrollo económico local en Motril

En las últimas semanas, he podido comprobar que, en Motril y la costa, existe un interés, cada vez mayor, en el desarrollo de políticas turísticas y comerciales.
En mi opinión, este tipo de eventos es necesario para trazar una serie de líneas estratégicas que establezcan objetivos como son:

  • el apoyo a la pequeña y mediana empresa y a la empresa de economía social
  • fortalecimiento del sector turístico
  • dotación de infraestructura
  • fortalecimiento de las capacidades institucionales
  • apoyo a la inserción intelectual
  • promoción de inversiones sociales y ambientales responsables
  • apoyo a procesos de promoción y de integración regional e internacional

Para alcanzar dichos fines, es necesaria, además de la creación de foros o congresos locales encaminados a reunir empresarios e interesados locales en el desarrollo turístico de nuestra costa, conocer y aplicar políticas, planes, programas y proyectos que se están desarrollando en los distintos ámbitos del turismo. Hablo, por ejemplo, del Plan Director de la Agencia de Cooperación Española (AECI), los programas regionales que tienen como objetivo macro el desarrollo turístico a la par que el carácter sostenible que éste debe atender como, por ejemplo, el Plan de Acción para la Promoción del Turismo Sostenible en Centroamérica, el cual tiene como líneas de acción el fortalecimiento institucional, la comercialización, el desarrollo de Productos Turísticos y los Programas Integrales para el desarrollo del turismo sostenible. Entre estos programas, podemos citar el Programa Araucaria, que se centra en el apoyo a la sostenibilidad ambiental y pivota sobre cuatro áreas de investigación como es la gestión del capital natural, la gestión ambiental, la cohesión social y el uso sostenible de bienes y servicios ambientales (desarrollo agropecuario, gestión de productos pesqueros, etc)

En la zona del Mediterráneo se encuentra el Programa Azahar, que está dirigido a tres sub-regiones del territorio: Magreb, Oriente Medio y Sudeste de Europa, enmarcando países como Marruecos, Argelia, Túnez, Mauritania, Egipto, Territorios Palestinos, Líbano, Jordania, Albania, Yugoslavia, Bosnia-Herzegovina.
Este programa se centra en la coordinación de los actores de la cooperación española en materia del desarrollo sostenible, protección del medio ambiente y conservación de recursos naturales en el Mediterráneo y se desarrolla entorno a siete ámbitos de actuación: la conservación de los suelos, el manejo sostenible del agua, las energías renovables, el turismo sostenible, la producción sostenible, el saneamiento ambiental y la planificación y gestión medioambiental.

Otro Programa que se considera esencial es el Programa Patrimonio para el Desarrollo, que si bien encuentra su marco operativo en el ámbito regional y local, su fin es el uso del patrimonio cultural como generador de desarrollo sostenible de las comunidades depositarias de dicho patrimonio.

Las áreas de intervención que caracterizan al programa son la preservación del patrimonio cultural, la formación ocupacional regional y el fortalecimiento del sector turismo como campo complementario del trabajo e intervención.

Otro tipo de actuaciones que desarrolla la AECI son los Proyectos Integrales, que se basan en actuaciones como el apoyo a la elaboración de planes de desarrollo y gestión turística (ambientales, económicos y culturales); los planes de uso público de espacios naturales, los planes de desarrollo y conservación de áreas de interés histórico o natural, el desarrollo de programas municipales de manejo de residuos, el apoyo a pymes del sector turístico y los programas de promoción, publicidad, sensibilización y formación.

Es necesario conjugar los diferentes aspectos, es decir, aquéllos económicos con los culturales y ambientales, de este modo, incentivamos actividades que sean viables a medio y largo plazo, que produzcan una distribución eficiente y eficaz de los beneficios y que contribuyan, de forma clara, a la reducción del paro local, mejorando la economía del territorio y promocionando el patrimonio cultural (tangible e intangible), su conservación y valores tradicionales intrínsecos.

Emilia Sánchez Molina

FUENTES

SÁNCHEZ MOLINA, M.E. (2010). La gestión de políticas culturales y turismo cultural en el Mediterráneo: el caso de los itinerarios culturales del Consejo de Europa (Tesis postgrado). Universidad de Barcelona, Barcelona, España.

TRESSERRAS, J., MEDINA, X., Y SOLANILLA, P. (2012). Turismo y cooperación en el Mediterráneo. Ibertur, Barcelona, España.

Arqueología industrial y arquitectura en el paisaje urbano

Fábrica del Pilar

Arqueología industrial y arquitectura en el paisaje urbano

Historia, arte, cultura, arquitectura, ecología, creatividad  y tecnología son las nuevas tendencias del 2016.

Conjugando estas tendencias, nos resulta fácil vislumbrar cómo las ruinas contemporáneas, a menudo de naturaleza industrial, ofrecen una perfecta ocasión de inserción en el tejido urbano; de hecho, la ruina representa una rica oportunidad de variedad patrimonial para la arquitectura contemporánea debido a que, estos edificios, aunque vacíos y carentes de su función original, presentan una notable potencia de forma, característica que permite contemplar un nuevo objetivo y que simplifica la integración con nuevos lenguajes arquitectónicos no invasivos.

La decadencia ejerce, desde siempre, una fuerte fascinación evocadora en el arte o la arquitectura donde, este aspecto, encuentra su  punto más sublime. De hecho, como ya recita la leyenda incrustada en los muros del teatro de Sabbioneta de Mantua, “la grandeza de Roma se mide por sus ruinas”.

Un edificio en ruinas describe su propio carácter histórico en cada detalle y en cada aspecto material que lo compone. Además, estos edificios contenedores conforman una unidad espacial definida por el período en el que se construyeron y por el tiempo que han permanecido abandonadas. Un proceso que se presenta inusual y que dona de valor artístico al edificio o monumento.

En la actualidad, esta es la realidad que deben asumir muchas ciudades y alienar su tejido urbano, y aquellas zonas que antes conformaban la periferia o zonas marginales, con la Arqueología Industrial.

Como caso de estudio destacaremos la integración de patrimonio mueble e inmueble, correspondiente con el período de Industrialización, que se insertaría dentro de la definición de Patrimonio Arqueológico Industrial con el tejido urbano de la ciudad de Motril y, en general, nuestra costa granadina, identificando el protagonismo que tienen las fábricas azucareras, dispersas en todo el territorio y paisaje de la comarca, como conjunto arquitectónico.

La comarca de Motril es la zona con mayor densidad de restos fabriles azucareros de carácter industrial de toda Europa, además de ser el único y último lugar europeo (anteriormente también se cultivaba en determinadas áreas de Sicilia) donde se ha cultivado la caña de azúcar  por lo que se considera esencial contribuir a que no se pierda el significado cultural y patrimonial que tiene, elemento importante en el proceso de desarrollo turístico y económico de la ciudad.

Fábrica del Pilar

Fábrica del Pilar

Fábrica del Pilar

Emilia Sánchez Molina. Historiadora y doctora en Gestión Cultural. Experta en Gestión del Patrimonio Arqueológico y Turismo Cultural.

Continuar leyendo

Promoción del turismo local en el contexto mediterráneo

anclas turismo mediterráneo

Cooperación de países mediterráneos en la promoción y desarrollo local del turismo y comercio

 

El turismo es un sector en auge dentro de la promoción y el desarrollo local del territorio. De este modo, si partimos de las necesidades concretas de cada municipio para promover su propio desarrollo, vemos que se pueden llevar a cabo experiencias que fomenten acciones de cooperación entre ciudades o diversos territorios a través del turismo.

En los últimos veinte años, se han ido desarrollando en los países del Mediterráneo una serie de proyectos, y políticas de gestión turística y cultural, cuyo objetivo es devolver poder a los gobiernos locales en tales materias. Se ha ido buscando la creación de alianzas entre autoridades locales, actores de la sociedad civil y el sector privado.

Surgen, además, oportunidades que son, además, un reto como es el crecimiento demográfico y el desarrollo económico de muchos territorios, lo cual deriva en la creación de empleo para la población activa. En este tema,, los municipios tienen, sin duda, un papel muy importante que jugar.

03aUn elemento muy importante y, a veces, olvidado es la cooperación internacional en el ámbito del turismo, pues puede potenciar el desarrollo de este sector si se plantea esta acción como una parte integrante de un marco global de referencia y no sólo como una actuación sectorial. Y es que la cooperación al desarrollo a través del turismo se plantea como promotora de un modelo económico basado en turismo justo. Por ejemplo, el establecimiento de acuerdos de hermanamiento, redes de administraciones locales para la cooperación en torno a objetivos culturales o proyectos centrados en la valoración del patrimonio cultural o en políticas como la promoción del desarrollo económico local.

Este tipo de cooperación facilita el intercambio de experiencias y buenas prácticas en ámbitos específicos de gestión del patrimonio cultural y del turismo.

De sobra sabemos que el turismo no es más que un instrumento al servicio del desarrollo, pero que no garantiza por sí solo el desarrollo. Por ello, las iniciativas turísticas deben formar parte y estar enmarcadas en planes de desarrollo que doten de fuerza a las estructuras locales y añadan elementos de crecimiento sostenible y económico del territorio. Deducimos, así, la importancia que tiene el establecer alianzas y crear redes locales y nacionales que impliquen tanto a las instituciones públicas, a los profesionales independientes y autónomos como a empresas privadas.

Por ejemplo, tenemos el caso del proyecto Oleoturismo, que  ha creado una red para intercambio y aprendizaje mutuo de estrategias de desarrollo turístico vinculadas a la producción del aceite de oliva. Este proyecto incluye la creación de museos, exposiciones, rutas, fiestas, etc. En definitiva, el proyecto pretende contribuir a desarrollar nuevas formas de ingresos mediante actividades complementarias a la producción agrícola de los territorios que participan en el mismo y estas actividades suelen relacionarse, en la mayoría de los casos, con la explotación del patrimonio cultural, tangible e intangible, relacionado con el aceite.

Vemos que se trata de un proyecto internacional que implica a distintos municipios oléicos de España, Grecia, Túnez, Croacia, Francia, Marruecos, Italia, etc.

Otro proyecto, esta vez desarrollado por  la Asociación Nacional de Municipios Italianos, que coordina un proyecto sobre desarrollo en la agricultura del Mediterráneo y que se centra en las formas de producción agrícola propias del Mediterráneo y su aprovechamiento como recurso del desarrollo económico y turístico. Entre las actividades se incluyen el intercambio de experiencias de formación para técnicos municipales y profesionales del sector agrícola y turístico, definir actividades en torno a los recursos naturales y culturales de las regiones que participan en dicho proyecto. A este proyecto se han sumado administraciones locales y regionales de países como Líbano, Siria, Turquía, Grecia, Italia y está apoyado y financiado por  la Unión Europea.

No podemos dejar pasar las iniciativas centradas en los bienes y tradiciones culturales como recurso para la atracción de turismo. Estas iniciativas duelen estar impregnadas del concepto sostenibilidad e introducen medidas orientadas al  equilibrio  y la conservación de los recursos, no sólo a la recepción de turismo.

En este sentido, destacamos la experiencia de  la red de ciudades históricas y arqueológicas que reúne a ciudades del entorno mediterráneo con el objetivo de aunar esfuerzos y experiencias en la gestión del patrimonio cultural.

Por otro lado, la valorización del patrimonio a través del turismo es un elemento necesario para contribuir al desarrollo del territorio. Por ejemplo, el proyecto REhabimed en el marco del Programa Euromed Heritage, se concentra en reunir a experto de todo el territorio euromediterráneo para facilitar la conservación, rehabilitación del patrimonio arquitectónico tradicional.

portfolio6_rolloverComo vemos, los ejemplos presentados permiten poner de manifiesto la oportunidad que supone el sector turístico para fomentar la cooperación y el impulso del desarrollo local. Por lo que se hace indispensable el encuentro,  la  puesta en común, cooperación y colaboración de las administraciones locales y regionales de los distintos países mediterráneos para generar, así, actuaciones en torno al patrimonio cultural y promover el turismo y generar riqueza económica.  En este sentido, la organización de grandes eventos culturales, educativos, como festivales de todo tipo, hermanamientos, simposios, cursos  que involucre y haga partícipes a distintas comunidades mediterráneas o administraciones locales, siempre repercutirá positivamente en una mayor visibilidad de la ciudad y promoción turística. La dificulta, como suele pasar, estriba en los recursos financieros para asegurar la puesta en marcha de estos eventos o iniciativas pero está claro que las colaboraciones con el exterior para la conservación y promoción del patrimonio y desarrollo económico local, es una opción más que válida para paliar la ausencia o carencia de recursos y dar lugar a un proceso de valorciaón

Museos como agentes turísticos, culturales y didácticos

museo preindustrial caña azúcar motril

Los museos como agentes difusores y didácticos de la cultura y del turismo

 

Ya he comentado en los artículos anteriores que no es posible revalorar y rentabilizar el patrimonio arqueológico sin establecer una aproximación con la sociedad. Es evidente que esta aproximación que pasaba por crear del patrimonio un referente cultural o social, no es posible sin unas políticas de difusión y didáctica.

museo preindustrial caña azúcar motril

museo preindustrial caña azúcar motril

La didáctica implica siempre difusión pero la difusión no supone necesariamente didáctica. La difusión, vinculada al patrimonio y la gestión cultural, representa una ampliación de conocimientos, mientras que la didáctica está vinculada a la enseñanza.

Partiendo de esta premisa, no podemos dudar de la capacidad difusora de algunas salas de museos como el Louvre o el British Museum, aunque podríamos discutir mucho sobre su capacidad didáctica.

A veces parece que en el caso de los museos de arte, la didáctica puede ser un elemento obviable, considerando que la obra en sí misma es capaz de generar un placer estético que justifique la exposición no didáctica del objeto.

La aproximación a nuestro patrimonio arqueológico, desde un museo, permite tanto la orientación artística o estética y la del aprendizaje. NO LO OLVIDEMOS.

Por ejemplo, en el año 1998, en Barcelona se realizó una exposición sobre los íberos que tuvo un planteamiento muy esteticista pero que, además, permitió la difusión, es decir, el conocimiento de la cultura de los íberos pero no podemos decir que sus planteamientos museográficos y museológicos buscaran como prioridad una didáctica histórica y arqueológica.

Colección de artefactos muebles de época romana. Museo Vaticano

Colección de artefactos muebles de época romana. Museo Vaticano

En este sentido,  podemos hablar de una dicotomía clara del papel que deben hacer los museos y exposiciones temporales. Por una parte, existe un reclamo de carácter meramente contemplativo o estético de estos espacios, el simple espacio entendido como contenedor de contenidos, como lo son el Louvre o el British Museum o Museo Picasso, de hecho, un museo es un museo y un aula didáctica es otra cosa.

Pero, por otra parte, existe otra tendencia que está asentándose cada vez más fuerte y que reclama la posibilidad de adquirir nuevos conocimientos y comprenderlos a partir del análisis e interpretación de los obetos que se exponen y del discurso museológico y museográfico en que se insertan, es decir, hacer o conseguir que las estrategias museológicas y museográficas que se definan nos “·hablen”, interpreten esos contenidos.

Por ejemplo, es fácil de entender, en un museo de Arqueología donde los elementos no tienen ningún sentido si no entendemos su significado en el momento de su observación. Estos elementos expuestos tienen que ir acompañados de una información complementaria (paneles explicativos, reconstrucciones, videos, dioramas, trípticos, etc) que permita contextualizarlos.

Lo cierto es que lo museos están funcionando en muchos casos como un centro didáctico, orientado al aprendizaje escolar, a la escuela pero es la escuela la que también tiene que acercarse al museo.

En cualquier caso, un museo ofrece más que un planteamiento expositivo, puede ofrecer una serie de ofertas que faciliten el aprendizaje. Así en el diseño de muchos museos actuales, encontramos la figura del gestor cultural que difunde, promociona y se encarga de diseñar estrategias de aprendizaje destinadas a los distintos públicos escolares para alcanzar conocimientos mediante las colecciones de objetos y la  información del museo. El museo como institución puede ofrecer cursos especializados según cuál sea su temática, ofrecer espacios como biblioteca, tienda, cafetería-restaurante, etc.